Our Recent Posts

Tags

Señor presidente ¿y los de en medio donde quedamos?

Este no es un blog político, simplemente es mi opinión personal


El Coronavirus ha sido un enemigo invisible que de manera estrepitosa nos ha cambiado la vida a todos. Nos tomo por sorpresa, algunos seguimos sin creer que de un día para el otro estamos prácticamente encerrados con el temor de no contagiarnos. Los líderes en el mundo salen todos los días a dar su informe sobre la situación; se prevé que el impacto económico de esta pandemia sea similar a la gran depresión de los años 30. Por mucho ha superado a la crisis económica del 2008 que en Estados Unidos, entre 2008 y 2010 se habían perdido cerda de 8 millones de empleo, solamente en este trimestre se han perdido un poco más de 10 millones, repito unicamente en Estados Unidos.


Sin embargo, tanto en el país vecino como en Canada, por citar algunos,  los presidentes de ambos países han anunciado medidas que buscan mitigar el impacto económico, otorgando apoyos a los empleados, empleadores y personas que perdieron su empleo a causa de este virus. El mensaje era claro proteger los empleos.


Ese mensaje en México no llego, al contrario, las medidas tomadas por el gobierno mexicano dista mucho de las tomadas por los países antes mencionados, se hablan de inversión en infraestructura, apoyos a los mas necesitados, generar 2 millones de empleo en 9 meses cosa que jamas se ha visto en los últimos 20 años, el mejor año en generación de empleo fue en 2017 con un poco mas de 800,000 empleos. Durante 5to informe de gobierno se repitió el mismo discurso de cada mañanera"primero los pobres"y su repudio al neoliberalismo y todo lo que se le parezca; lamentablemente el empresario se parecen mas a lo segundo. A diferencia de otras naciones en México no se dará ningún tipo de apoyo a quienes se les pidió todo de ellos, pago de nomina, no despedir personal (lo cual me parece muy bien), seguir pagando impuestos, servicios, etc.


Y la discusión en redes sociales, promovida indirectamente por el presidente, se ha enfrascado en una lucha de clases donde sólo figuran la clase alta y los pobres. Donde personas que defienden ciegamente al presidente (y al parecer ellos son los "pobres" aunque no lo sean) se burlan y hacen comentarios haciendo referencia a todo lo que han robado los empresarios en el país, o a los millones de impuestos que antiguos gobiernos (y este también nada mas que se les olvida) han condonado a las grandes empresas. O que gracias a los neoliberales México se ha estancado en los últimos 30 años y que esos mismos neoliberales permitió que llegara Salinas al poder, nada mas se les olvida que uno de los que ayudo ahora esta con el presidente actual, Manuel Barlett.


Pero en toda esta discusión entre ricos y "pobres" y escribo pobres entrecomillados porque los verdaderos pobres no están en redes sociales. La gran pregunta es, ¿y los de en medio donde quedamos?, la clase media trabajadora, los que tiene su pequeña empresa o negocio, los que prestamos algún tipo de servicio a estas empresas hoy cerradas, a nosotros también nos exigen pagar el 100% de salarios, impuestos, rentas, servicios, etc. Y ojo que bueno que hay programas de ayuda social, que bueno que se les de apoyo a los que menos tienen, pero si no apoyan a los que les siguen, si no dan las condiciones para mantener esos empleos que generamos, entonces desafortunadamente tendrán que tomar mas fideicomisos porque cada vez seremos más los necesitados.


Esta situación me deja tres reflexiones:


1. El presidente SI tiene un plan, al menos para los que a el y su agenda política le importa; y ni la mayor crisis sanitaria y económica de los últimos años harán que lo cambie. Bueno al menos un punto a su favor, es un hombre con convicciones claras y las defiende.


2. El presidente una vez mas, esta echando a la borda, como en el 2006, todo o parte de su capital político que logro en las pasadas elecciones; y lo peor la oportunidad histórica de convertirse en un gran líder, incluyente que logro lo impensable al apoyo de todos los sectores, que mejor momento que una crisis de esta magnitud para unir al país.


3.México no necesita un presidente ni neoliberal, ni de izquierda para sacarlo a delante. México necesita ciudadanos comprometidos con hacer las cosas mejor cada día, pero lamentablemente este gobierno como todos los anteriores, han educado perfectamente al mexicano y lo ha acostumbrado a estirar la mano, a vivir de pensiones chiquitas, becas chiquitas, a esperar que lo saquen de sus miseria y a conformarse con migajas que los políticos dan solo cuando necesita sus votos.


Un país solo sale de la pobreza con empleos y con educación, no con limosnas.


Abel Montiel












©2018 BY ABEL MONTIEL. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM