Our Recent Posts

Tags

Los retos del Home Office en México

Saludos lideres disruptores, uno de los principales cambios que ha traído la pandemia, es precisamente la forma en que hoy nos relacionamos con el trabajo, y es que a raíz de las medidas impuestas por los distintos gobiernos para mitigar la propagación de esta pandemia, generaron cambios obligados en la relación empleado – trabajo; cambios que pareciera serán definitivos.


Varias empresas al ser consideradas no esenciales tuvieron que cerrar operaciones, sin embargo hubo otras ya sea por su giro comercial o bien porque son consideradas esenciales, pudieron mantenerse activas a pesar de la pandemia. Una de las disposiciones fue enviar los empleados (en medida de lo posible) a trabajar desde casa, modalidad conocida como “home office” o teletrabajo.


En un inicio, y con la esperanza de que esta situación fuera solo una medida momentánea, varios de nosotros y lo mismo muchos profesionales de Recursos Humanos creíamos que para la fecha que lees este artículo, ya estaríamos trabajando de nueva cuenta en nuestra oficina o negocio, sin embargo ante la nueva normalidad laboral, las empresas se han visto de manera forzadas adelantarse algunos años y adaptarse a este modelo de trabajo, que al parecer llego para quedarse.


Hay quienes hablan de las muchas ventajas que tiene este modelo, otros que no tienen tantas, sin embargo cada país y cada organización vive una realidad diferente cuando hablamos de home office o teletrabajo. Un estudio realizado por os economistas Juan Gabriel Rodríguez y Raquel Sebastián (ambos de la Universidad Complutense) y Juan César Palomino (Universidad de Oxford), donde analizaban la capacidad de los países de la Unión Europea para el teletrabajo, donde encontraron que países como Luxemburgo, Suiza, Suecia y Reino Unido son quienes están en mejores condiciones, aunque España esta en quinto lugar, la manera de adaptarse tan rápido a esta nuevas circunstancias es de llamar la atención, un estudio llamado “La productividad del trabajo y conciliación laboral 2020” realizado por la EAE Bussines school, señalo que antes de la pandemia sólo el 4% de las empresas en España tenían implementado el teletrabajo como modelo de trabajo, es esta pandemia la cifra ha subido a un 88%.


En el caso mexicano por ejemplo, según datos de la STPS existe un potencial del 70% de las actividades productivas del país pudieran realizarse bajo esta modalidad, sin embargo unicamente el 20% están preparadas.

Sobre el acceso a internet de las unidades productivas, las micro empresas solo el 17.2% de ellas cuenta con la infraestructura para hacerlo, el problema es que las micro empresas según datos del INEGI del 2018 representan el 78.7 % del total del universo de las unidades productivas.


Los principales retos que veo en el caso mexicano a demás de la falta de infraestructura que muestran los datos anteriores, son los siguientes:


Seguridad en la red

En el último trimestre 3 de las principales plataformas de comunicación a distancia mas comunes utilizadas en las empresas han batido récords de descargas, como los son:

ZOOM 26.9 MILLONES DE DESCARGAS

SKYPE: 6.2 MILLONES

HOUSEPARTY: 5.1 MILLONES


Y que Facebook esta entrando con todo a este nuevo mercado, siguen existiendo muchas dudas por parte de las organizaciones, en especial en el tema de la siberseguridad, ya que han existido casos como el de la plataforma ZOOM la cual ha visto cuestionado su éxito por la falta de garantías y seguridad de los datos de los usuarios y de la información que se transmite a través de dicha plataforma.

Problemas como fugas de direcciones de correos electrónicos, fotografías, la hoy sobre estudiada política de privacidad de la plataforma en donde aparentemente le daba a Zoom el derecho de utilizar los datos personales para compartirlos con anunciantes, entre otros casos.

Aunque Zoom ha realizado varios cambios sigue siendo una apuesta complicada para las grandes organizaciones.


Brecha de las competencias digitales

Si algo nos dejo claro la pandemia, con el trabajo desde casa y la escuela desde casa, es que nuestra generación, ni siquiera las generaciones mas jóvenes, son o somos nativos digitales, somos nativos de redes sociales. Fue muy evidente la falta de capacidad para manejar técnicamente interactuar con naturalidad a través de estas plataformas.

Desde errores para conectarse, no saber utilizar ciertas funciones, no saber como llevar una reunión en linea, entre otras situaciones, hicieron para muchos difícil poder realizar efectivamente su labor bajo esta modalidad.

Ahora si esta será nuestra nueva realidad, las empresas deben de capacitar a sus lideres y empleados a desarrollar estas competencias digitales, y no solo relacionados con llevar a cabo reuniones virtuales, sino como darle seguimiento, como generar empatía, como dirigir un equipo de manera virtual, o bien como capacitar a tu equipo desde el mundo virtual.


Basarnos en resultados no en jornada de trabajo.

Otra de los problemas que visualizo pudieran surgir y que también requiere prudencia y empatía por parte de los lideres, es sobre la flexibilidad y “libertades” que debemos de dar a los empleados, aun existen estilos de liderazgo que están cómodos teniendo en la oficina al empleado, vigilarlo y asegurarse que esta trabajando. Pues esta nueva realidad nos invita a soltar, no por completo pero a medir de manera diferente a nuestros colaboradores.

Una de las complicaciones con el home office y con esta situación de la pandemia, es que al estar cerrada las escuelas, muchos profesionistas hicieron una doble labor, ser padre, madre y trabajar, entonces si las escuelas siguen cerradas lo que resta del año, los lideres deben de aprender a ser MAS FLEXIBLES y ajustarse ambas partes a una jornada de trabajo diferente. Una donde posiblemente el empleado deberá tener tiempos para poder atender a sus hijos, en el caso de tenerlos, una donde midamos los resultados del empleado en vez de ver cuantas horas trabajan.


Conclusión

En lo personal creo que el teletrabajo o el home office es una muy buena opción, entendiendo que solo algunos tipos de trabajo se puedan adaptar a el, sin embargo la implementación en cuanto a infraestructura y sobre todo la cultural, nos va a tomar tiempo. Seguramente también esta nueva modalidad traerá cambios en la Ley Federal del Trabajo, también será un reto sobre el equilibrio vida personal y vida laboral, ya que esta modalidad hace aun mas difusa la linea divisoria, sin contar que la NOM035 sobre el estudio de los factores de riesgos psicosociales, pues no habla sobre esta modalidad de trabajo.

En fin, estos tiempos nos exigen adaptarnos de manera veloz, sobre todo a una tendencia que mirábamos muy a futuro, pero que hoy esta mas presente que nunca.

©2018 BY ABEL MONTIEL. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM