Our Recent Posts

Tags

La efectividad se logra con el equilibrio


Hace algunos años trabajando en una empresa de Mexicali, recibimos la visita de una persona de corporativo quien estaba evaluando el proceso de implementación del Sistema Operativo de la planta. Estando en la junta de cierre recuerdo que hizo una pregunta a todos los asistentes ¿qué es mas importante el fondo o la forma?

Todos los gerentes presentes, guardaron unos minutos de silencio hasta que uno de ellos se atrevió a responder, FONDO, otros respondieron FORMA. El visitante respondió AMBOS tienen el mismo nivel de importancia.


En nuestro caso, continuo, el FONDO de la organización es producir mas, con una excelente calidad y bajo las mejores condiciones de seguridad. Pero una empresa se enfoca únicamente en el FONDO, los resultados, tiende a descuidar los caminos para lograrlo, trabajan bajo la mentalidad, de que “el fin justifica los medios” y estas empresas que trabajan bajo estas filosofía, tienden a cometer muchos errores.

¿A que se debe esto? si su cultura laboral esta enfocada en el resultado sin importar como se logran, tienes a los equipos en constante conflicto, los de producción quieren producir, los de ventas quieren vender, los de materiales quieren reducir el inventario, los que compras quieren tener material, los de calidad quieres que el producto cumpla las características, y así sucesivamente, cada departamento este enfocado en SU RESULTADO, el el fondo y de lo que creen la razón de ser de su departamento u área.

En cambio si la empresa se enfoca en las FORMAS, sin importar el fondo, TERMINAN SIENDO EMPRESAS “ESPECTÁCULO” empresas que cumplen con todos los estándares, tienen todos los títulos, son empresas que en apariencia hacen todo bien pero no es así, comento.


Un ejemplo para entender mejor a que se refería con el termino FORMAS son los sistemas de gestión, como OSHAS, ISO 9001, Sistema del producción Toyota, Airbus, GM, etc. son caminos estándares para lograr los objetivos.


Cuando te olvidas de la funcionalidad por el espectáculo


Hace unos años, una empresa me invitó para dar una platica sobre administración visual, y en la platica recuerdo que el Gerente de Planta me comento que ellos ya tenían implementado sus sistema, y que me agradecía pero que eso ya lo habían visto y que lo tenían muy bien madurado. El sistema al que se referían, era un sistema interno de comunicación, donde en piso de producción tenían pantallas donde se mostraban todas sus métricas se publicaban en esos televisores. En el papel era impresionante su implementación, pero al ir mas afondo no era mas que mero espectáculo. Les pregunte ¿y la gente conoce ese sistema? ¿pueden tomar decisiones con esos datos?¿conocen los métricos?, la respuesta fue no, la gente no tenia idea de que significaban esos números o para que servían, para ellos eran GASTOS tontos de la gerencia para presentarle a las visitas.


Esto me toco vivirlo de cerca, en la empresa que te platique al principio, después de un tiempo llego a ser un poco frustrante, porque los cambios estaban mas orientados a que se viera bonito, en vez de funcionales. Cuando pierdes el enfoque en la funcionalidad y separas la forma del fondo, terminas complicando mas el sistema y en consecuencia el trabajo al empleado que directamente convive con ese sistema.


Toda implementación la cual no tenga como fin tener un impacto en los objetivos de la organización o bien hacer el trabajo mas sencillo, es un gasto.


Una historia sobre equilibrio entre fondo y forma.


Existe una historia de un granjero el cual vivía en la extrema pobreza, un día se levanto y vio que una de sus gallinas había puesto un huevo de oro. este sorprendido llevo el peculiar huevo a revisar con el joyero del pueblo. Confirmando lo que extrañamente era evidente, el huevo era de oro. Al día siguiente ocurrió exactamente lo mismo, esto se repitió por las siguientes 3 semanas, para este entonces el nivel de vida del granjero se había mejorado notablemente.


El granjero quería que la gallina pusiera mas de un huevo al día, por lo que contrato al mejor veterinario del país, le compro medicamentos y comida especial para que la gallina aumentara su producción. Estos cambios provocaron que la gallina produjera huevos, deformes, algunos de mal olor, de menor calidad, la avaricia del granjero lo llevo a tomar una decisión equivocada. Matar a la gallina. El creía que desmembrando a la gallina sacaría de ella aquello que le permitía hacer huevos de oro y sacarle provecho, desafortunadamente al culminar el acto no encontró otra cosa mas que viseras. El granjero se había quedado sin su gallina de los huevos de oro.


Que tiene que ver este relato con el equilibrio entre fondo y forma, este relato lo describe Steve Covey en su libro los 7 hábitos de la gente altamente eficaz, en lo que el llama el equilibrio entre producción y tu capacidad de producción, o fondo y forma. Si tú, como el granjero te enfocas exclusivamente en producir (fondo), descuidando aquello que te permite producir (forma), tus equipos, tus procedimientos, la capacitación de tu gente, tus estándares, entonces al igual que el granjero con la gallina, terminas mermando tu producto, la razón de ser de tu organización.


Dice Steve Covey que la efectividad se logra equilibrando ambos mundos, donde la efectividad erróneamente se ve desde el paradigma de los huevos de oro, donde entre mas se produce, cuanto mas se hace, mas efectivo se es. Pero la verdadera efectividad esta en función de dos cosas, lo que se produce (huevos de oro) y los medios para producir (la gallina). Si vivimos un modelo centrado en los huevos de oro o el fondo, nos olvidamos de la gallina, de la forma o bien de los medios que nos permiten producirlos. Por otro lado si solo te enfocas en la gallina, pues pronto te encontraras sin dinero inclusive para mantener a la gallina.

©2018 BY ABEL MONTIEL. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM