Our Recent Posts

Tags

¿Cómo sobrevivir a un MAL JEFE?

Saludos lideres, una pregunta que pareciera difícil de contestar y seguramente entraste a este post porque consideras que tu jefe es HORRIBLE. Pues mira deja te comento primero que un mal jefe puede ser por dos razones, la PRIMERA por falta de competencia, y entendamos algo no toda persona que TÉCNICAMENTE es competente, tiene habilidades para tener gente a su cargo, por ejemplo no todo excelente pizzero puedes dejarle encargada la pizzería, no todo buen florista puede administrar una florería, no un buen operador puede manejar una linea de producción.

Cuando hablo de competencias, me refiero a aquellas que le permiten actuar de la manera adecuada ante situaciones adversas, aquellas que le permiten crear relaciones solidas con el equipo y el equipo lo sigue. La buena noticia es que en este caso se puede trabajar, desarrollar un plan de capacitación y mentoria para mejorar sus habilidades.


Otra razón por la cual un jefe puede ser horrible, es por ACTITUD La RAE define la actitud como la disposición de ánimo manifestada de algún modo. Normalmente nos referimos a una mala actitud cuando la persona muestra desinterés, o se muestra agresivo, pero una actitud pasiva también es una mala actitud, una reservada, indolente, una que evade el conflicto, también provoca malestar en el equipo de trabajo.


El problema es que para cambiar una actitud negativa, primero se debe de aceptar que esa actitud esta perjudicando al equipo, se requiere madurez para hacerlo. Un mal jefe, te puede provocar diferentes problemas, desde la mala organización del equipo, el estrés generado por la incertidumbre o por el mal trato, conflictos entre el equipo o con otras áreas, dedicar tiempo a proyectos que en realidad no tienen impacto real en la organización, y lo peor que de ser constante pudieras inclusive enfermarte por culpa del maldito estrés.


¿Qué podemos hacer?, bueno esto es tu como colaborador que podrías hacer en caso de tener un jefe complicado.


1. No te hagas la victima: Ten mucho cuidado en tus comentarios y a quien se los haces, deja de quejarte en la hora del break o del café que te tomas con tus compañeros cuando tu jefe esta en junta. Muchas veces una situación con tu jefe se hace mas grande por lengua suelta, por quejarte del el con personas que no guardan secretos.


2. Dimensiona el problema: ¿qué es lo que te molesta?, su forma de dirigir al equipo, que no se comunica adecuadamente, que es voluble, es abusivo o injusto. En ocasiones, hacemos mas grande el problema de lo que en realidad es, por eso es importante dimensionarlo en su justa medida.


3. Identifica que cosas positivas tiene: En verdad ¿es todo tan malo?, no tienes ¿ningún beneficio?, ¿nada que aprender de el o ella?, difícilmente todo es malo con un jefe, seguramente tiene cosas positivas, es importante que también las consideres, un balance entre lo bueno y lo malo te dará la oportunidad de dimensionar el problema correctamente.


4. Se propositivo: ¿como pudieras lidiar o manejar la situación?, ¿qué pudieras hacer diferente? ¿cómo podrías adelantarte al problema? ¿le tienes confianza como para hacerle un comentario? Si es alguien abierto y sabes que no se tomaría a mal, un comentario tuyo, hazlo. Si no tienen esa confianza entonces presentale una idea de cómo mejorar ese punto, presentale la propuesta como si fuera un pequeño proyecto, sobre todo muéstrale las ventajas para EL y los resultados que se obtendrían por hacer el cambio. O bien que pudieras cambiar tu que mejoraría la relación con tu jefe.


5. Toma una decisión: Quisiéramos tener un gran líder como jefe, pero si no lo tienes y es TAN MALO ¿qué esperas?, ¿aun tienes esperanza de que mágicamente cambie?, ¿o que de repente un día renuncie?, si tu situación con tu jefe es insoportable, COMPORTATE COMO ADULTO Y TOMA UNA DECISIÓN, opciones seguramente tienes, salirte de ese empleo, cambiarte de departamento, reportarlo a RH; si la situación aun es tolerante, tienes la opción de manejarlo, manteniendo distancia y acudir a el unicamente cuando en verdad lo necesites.


“Pero que clase de consejo es ese”, me dirás, pues ese, uno realista. Y no me lo tomes a mal, pero creo que muchas veces nos termina ganando la emociónalidad de la situación, y nuestra percepción se ve afectada, otras ocasiones muy dentro de nosotros tenemos la esperanza de que las cosas cambien.


Lamentablemente NO CAMBIAN SOLAS, o vas y enfrentas el problema, o decides que NO ESTAS TAN MAL, le sigues ahí o aprendes a trabajar con el o ella; y existe una tercera oportunidad, moverte de ahí. Existen otras empresas, otros trabajos otras oportunidades donde, porque no, encuentres un camino para realizarte profesionalmente como tu quisieras.

Lo importante es que siempre hay oportunidades.

Contactame en:

Whatsapp: 686 237-7703

E-mail: abelmontielconsultoria@gmail.com


Síguenos en redes sociales

Instagram: shorturl.at/yZ028

Facebook: shorturl.at/vyBFX

Linkedin: shorturl.at/lvHL9





©2018 BY ABEL MONTIEL. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM