Our Recent Posts

Tags

Entre vacas sagradas te veas



En este post quiero hablarles acerca de un espécimen perteneciente al grupo de los mamíferos conocidos como las vacas sagradas, nombre con el cual se les conoce a aquellas personas que tienen cierto prestigio y autoridad en la organización, son inaccesibles e intocables, en ocaciones se manejan en grupos y a este se les conoce como “mafias”, las cuales en la gran mayoría de los casos no representan los valores de la empresa. Sin embargo los años en la misma, la experiencia, los contactos y el conocimiento nos hacen creer que son “indispensables”.


Su complexión física varia, algunos son bajitos, otros son altos y robustos, pero, sin importar su complexión tienen características generales que comparten; son animales bípedos, las organizaciones de muchos años son su hábitat natural, disfrutan pasear entre los pasillos y salas de juntas; su alimentación básica se basa en destruir ideas y en algunos casos la reputación de sus compañeros de trabajo; su platillo principal es la salud mental de sus colaboradores.

Es un animal de rutinas, odia los cambios y a las ideas novedosas las desacredita con frases como “eso no aplica aquí o hace mucho lo quisimos hacer y no funciono”. Considera su reino (o área de trabajo) como el mejor y siempre cree o creen tener la razón.


En contacto con otras especies, habla con seguridad, confía en su experiencia, se concibe y lo reconocen como un animal de alto rango dentro de la cadena alimenticia organizacional.

Cuando se ve amenazado por otros, cazan en manada. De manera sigilosa averiguan los planes de quienes consideran su enemigo y en base a la información que obtienen definen su plan de ataque, el cual normalmente es atacar por la espalda. Su principal objetivo es mantener el status quo.


Pero ¿Porque es un problema tener vacas sagradas?


El principal problema es que bloquean la innovación, están casados con las viejas formas de hacer las cosas y lo peor, estas viejas formas se convierten en la única realidad que conocen y terminan muchas veces por ser aceptadas.

Esto cohibe a la personas a su alrededor a ser innovadoras, creativas y originales. Las vacas sagradas obligan a las personas a ser conformistas, a negarse a crear nuevas ideas, situación que trae consigo la posibilidad de que la competencia les lleve ventaja. He aquí el principal problema.


Existen ejemplos de empresas que en su momento fueron poderosas y que hoy en día están extintas gracias a su falta de innovación y de adaptarse al cambio; LG, Sony y Samsung acabaron con el monopolio de Kodak, Netflix con Blockbuster o Apple con el de Nokia.

¿Quién te dice que en estos momentos alguien no esta creando un nuevo producto o servicio que acabe con el tuyo?.

¿Alguna vez, los dueños de los sitio taxi pensaron que existiría UBER? Seguramente no.

Hoy en día, en un mercado tan competitivo, donde una empresa puede ser creada en una cochera, la innovación y adaptarse al cambio se convierten en una competencia vital para la mantener viva una empresa.


¿Qué hacer con las vacas sagradas?


Te lo explicare con un relato. Un maestro y su discípulo emprendieron un viaje por la antigua China.

Durante su viaje conocieron a una familia la cual les ofreció alojamiento; esta familia sobrevivía de mala manera gracias a una vaca de la cual obtenían un poco de leche de su ordeño. El maestro les pregunto porque no sacrificaban a la vaca y se comían la carne, el padre de la familia lo miro sorprendido por la pregunta, inmediatamente respondió con un rotundo NO!!!, la vaca era el único modo de vivir que conocían.

Al darse cuenta de esto el maestro esperó a que todos durmieran para ir junto con su discípulo al lugar donde estaba la vaca; ahí el maestro la degolló, sin mas explicaciones se fue de allí con su discípulo.

Al año siguiente, maestro y alumno volvieron a la casa y la encontraron transformada en una próspera granja, ahora reconvertidos sus propietarios en unos ricos terratenientes. ¿Qué había pasado? El padre les explicó que la misma noche en que se ellos se fueron, alguien, seguramente un vándalo, había matado su vaca. Ante la desgracia, se habían decidido a limpiar el patio trasero, que hasta entonces no habían usado, y plantado en él algo de maíz, cuyo excedente pudieron vender en el mercado, lo que les llevó a plantar cereales y otras plantas y así sucesivamente. Explicaba que habían sentido mucho que matarán a su vaca, pero que, al mismo tiempo, les había servido para hacer cosas que en caso contrario nunca habrían hecho. Con una sonrisa, terminó: "No hay mal que por bien no venga".


!Debemos de "matar" a las vacas sagradas!


Y no me mal entiendan, tenemos que diferenciar a una persona de mucha experiencia con una vaca sagrada. Las personas de experiencia es un "recurso" invaluable dentro de las organizaciones, te permite encontrar soluciones, saber dimensionar un problema y ha no repetir errores. Sin embargo cuando ese pasado se convierte en una loza pesada que no te permite avanzar hacia el futuro, es peso muerto que debe ser cortado.

©2018 BY ABEL MONTIEL. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM